Investigación

La investigación es para Fábrica de Arquitectura un componente que equilibra a la perfección nuestra labor profesional diaria, enriquece nuestros conocimientos y mejora los resultados que ofrecemos, en resumen, profesión e investigación forman un todo indivisible que hasta el momento nos ha traído gratos beneficios.

Desde hace años varios componentes del equipo investigan entorno a la disciplina del Patrimonio Industrial, bajo múltiples miradas y en colaboración con otros investigadores, instituciones o empresas. En cierta medida esta pasión nos ha enriquecido tanto que hemos querido darle un merecido homenaje a través del nombre de nuestra empresa.

Tres son los nombres de nuestros técnicos que compaginan su labor profesional, investigadora y docente. El primero de ellos es Julián Sobrino Simal, historiador de reconocido prestigio especialista en Historia de la Arquitectura Industrial y en Sistemas de Interpretación del Patrimonio Industrial; en la actualidad compagina su labor como consultor con la docencia en la Escuela Superior de Arquitectura de Sevilla, así como en diversos programas de doctorado de ámbito nacional e internacional.

Sus líneas de investigación han sido muy diversas a lo largo de sus más de 15 años de dedicación, aunque merecen singular relevancia sus trabajos denominados “Proyecto para la valorización del patrimonio industrial español y la elaboración de una carta de restauración arquitectónica de los bienes generados durante el proceso de la revolución industrial” y “Proyecto de Inventario de Patrimonio Industrial en Andalucía”. Resultado de todo esta experiencia, actúa como consultor de empresas y administraciones en cuestiones relacionadas con la arqueología industrial, produciendo numerosas exposiciones, catálogos, notas de prensa y publicaciones.

El segundo de ellos, Antonio Ruiz Castell, ha investigado ampliamente entorno al análisis y recuperación de zonas afectadas por la actividad minera, así como la posterior elaboración de planes directores para la recuperación de este patrimonio geológico y minero a través de proyectos divulgativos, diseño de parques mineros, etc. Resultado de esta actividad investigadora son el desarrollo y gestión de planes de abandono, adecuación ambiental, control y reutilización de espacios industriales en general y mineros en particular, tales como la Mina “Sasa” (Macedonia), Minas de Almadén (España) o Minas de Jerada (Marruecos). Tal es su trayectoria y reconocimiento que recibe el encargo de la Junta de Andalucía para el Análisis Ambiental de las Explotaciones Mineras (2004-2007). Actualmente está retirado de su actividad profesional y ejerce como asesor dentro del equipo de Fábrica de Arquitectura.

El tercero es Carlos Mateo Caballos, quien investiga desde 2005 entorno a la catalogación, protección y reutilización del patrimonio industrial en general, y los silos de cereal en particular. Esta iniciativa le ha llevado a colaborar con Julián Sobrino Simal en proyectos de ámbito estatal, así como desarrollar líneas propias de investigación con el Grupo silosygraneros.es, el cual dirige conjuntamente con David Salamanca Cascos.

En estos años, la actividad investigadora se ha dirigido en dos líneas: una gira sobre la documentación y difusión del patrimonio compuesto por la Red Nacional de Silos y Graneros que el Servicio Nacional del Trigo construye en España entre 1949 y 1990, alcanzando un extenso patrimonio de 900 unidades aproximadamente. Trabajos que se han consolidado a través del encargo de la Junta de Andalucía para el inventariado de las 158 unidades situadas en territorio andaluz, y que ha visto su luz a finales de 2011. La segunda línea de investigación gira sobre las discriminación de estrategias de reutilización de estructuras de almacenamiento verticales (silos, depósitos y gasómetros) a través del análisis sistemático de ejemplos ya realizados en el ámbito nacional e internacional.

Ambas líneas se fusionan en la obra ejecutada de rehabilitación del Silo de Cereales de Fuentes de Andalucía como Centro Cultural, o la propuesta para biblioteca pública en el Silo de Cereales de Carmona. Ambos ejemplos pueden ojearse en el apartado Proyectos.

Todos ellos están ligados profesionalmente a Fábrica de Arquitectura y tratan de implementar a nuestros servicios aquello que la investigación les aporta, ya sean nuestros clientes particulares, empresas o administraciones públicas, mostrando que es necesario adoptar conceptos próximos a I+D+i.